Un paseo por la Calle Barrera

En el corazón de la ciudad donde ninguén e forasteiro, hay una calle donde los coruñeses cenan y festejan su tiempo libre: La Barrera. Estrecha, pero con un encanto al cual no podrás resistirte a tomar unas buenas raciones o tapiñas.

Antaño era una calle donde abundaban las tascas, pero los nuevos tiempos han obligado a muchos locales a reinventarse. En este post os contamos algunos de nuestros lugares y platos favoritos y os sugerimos una posible ruta. Este post estará en constante actualización, pues aún nos quedan muchos platos por probar. Por supuesto que se admiten sugerencias, las probaremos e incluso incluiremos las que más nos conquisten.

Por ello, dividiremos este post en dos fragmentos. “1. Nuestros Bares Favoritos”, en donde os narramos nuestros fetiches y sus comidas, y “2. Ruta sugerida”, el paseo de “cenuki” que haríamos nosotros cuando te viene a ver unos amigos o familiares de fuera.

  1. NUESTROS BARES FAVORITOS

O TARABELO

De los pocos bares que han sobrevivido como tasca tradicional. Y es por algo: porque le encanta a todo el mundo. Huyendo de los tiempos modernos, el Tarabelo es un sitio que claramente te dice al corazón: “estás na Galiza“.   En este local podrás degustar un vino blanco de la casa, bien fresquito, en cunquiña, y al precio de siempre. La atención es espectacular, el personal es un 10, te sientes como en casa.

Sin duda, una de las especialidades de este sitio son los berberechos al vapor.

un fetiche
Un fetiche

 

En cuanto a calidad/precio es posiblemente de las mejores raciones de berberechos en A Coruña. Siempre generosa, siempre exquisita. Un auténtico imprescindible.

Erótico berberecho

Otra de nuestras raciones favoritas son las minchas, al comerlas te ayudas de un alfiler para extraer la carne de este sabroso gasterópodo. Entretenido manjar para acompañar las cunquiñas de vino.

Las pipas del norte, pero no son facundo

Las parrochas (xoubas para los sureños) siempre está fresquísimas, no dudes en pedirlas si están en temporada.

 

  Te comerás hasta la cabeza

Nosotros solemos acompañarlas de una tapa de pimientos de padrón, tan frescos que parece que los estás comiendo “ao carón da leira”.

Uns pican e outros non

Otros platos recomendables son la zorza, las gambitas a la plancha o el “pincho Tarabelo”. Este último se trata de un filete enhuevado con regustillo picante y patatas cortadas estilo panadera todo ello atravesado por un palillo, suena normalito pero el conjunto está de vicio.

Pincho Tarabelo

 

SURREY

En este bar manejan muy bien las frituras: son perfectas. Mención especial merecen sus calamares: impresionantes. Siempre tiernos, con un rebozado fino pero crujiente y 0% aceitosos. Perfectos. Un vicio. Probadlos.

No podrás parar, apura que te dejan sin ellos

Otro de nuestros favoritos es el “Vaquiña Roll”, que básicamente es una tortita de trigo que envuelve una carne de vaca estofada y queso fundido.

Caprichito rico.

También defienden muy bien un clásico básico que a veces no es fácil de encontrar bien hecho: la ensaladilla. Casera, sabrosa, fresquita (pronto subiremos foto).

La tapita de pinchito moruno también es muy sabrosa, aliñada con un adobito muy fresco que le va muy bien.

Ñam, ñam. Con patatitas todo es mejor

 

TASCA A TROULA

Pincho cocodrilo

Así se llama el sitio, pero muchos coruñeses ya lo llaman directamente “El cocodrilo”, en honor a su pincho estrella: un sutil filetito de croca con patatas enganchados en un palillo (foto anterior). Un clásico que no te puedes perder.

Pero ojo, no dejes de pedir la ración de chorizo criollo, no te arrepentirás. Adobada y acompañada también de patatitas, una maravilla.

El chorizo criollo es uno de los pilares de la dieta “vive feliz y no seas pesao”

 

O VIÑEDO DE TITO

Vale, no es exactamente Calle Barrera, sino su prolongación en subida, llamada Estrecha de San Andrés. Pero siempre forma parte de nuestra ruta por esta zona, y lo entendemos como parte de la “familia” de bares de esta calle. Con una hermosa parra encima que embellece su entorno de terraza, o Viñedo de Tito mantiene su estética de bodega tradicional, donde el dueño te sugerirá unos buenos vinos mientras te vas leyendo una carta completa muy bien ejecutada. Es una apuesta segura.

Comeos esa empanada. La que suelen tener es la de chicharrones con pasas. Textura de la masa perfecta, buen relleno. De las mejores empanadas de la zona. A veces la tienen de parrochas, cuando es así, pedimos media y media. A continuación el aporte gráfico:

Ración

Media ración de empanada de chiccharrones con pasas

Media ración de empanada de parrochas

La tortilla del viñedo busca un consenso entre esa batalla ideológica de la “tortilla cuajada VS tortilla líquida”: consistente pero cremosa. Le gustará a todo el mundo, sin excepción. Es la tortilla que deberían servir en el congreso de los diputados para satisfacer a todos los colores.

Todos los clásicos básicos del tapeo/racioneo galego están muy bien ejecutados. Si en algún momento quieres unos chipirones a la plancha: este es el sitio de la calle donde debes tomarlos. Siempre tiernos y frescos (añadiremos foto próximamente).

 

2. RUTA SUGERIDA para 4 personas. Aproximadamente 25 euros por persona (bebidas incluidas). Recomendable empezar pronto para disfrutar sin prisas de cada sitio. 20:30 es razonable. Si son menos personas, ajustad cantidades con medias raciones.

Empieza en la encantadora terraza de O Viñedo de Tito, con un vinito (blanco o tinto, según tengas el día) mientras degustais una ración de empanada. Si tiene dos a elegir, coged media de cada. Ahora toca O Tarabelo, tómaos unas cuncas de viño blanco mientras degustais una racion de: berberechos, minchas, parrochas y pimientos de padrón. Es el turno de ir al Surrey y comer esos calamares. Finaliza la ruta con Tasca A Troula con un pincho cocodrilo per cápita y una ración de criollo. Maravilloso.

Es posible que acabes con el conflicto de: “necesito postre, chupito y café”. Si estás en invierno os proponemos una solución que aúna las 3 vertientes en un local agradable con buena música: Tómate un carajillo en el Tranvía. (vale, ya no es calle barrera, sino calle Orzán. Pero da igual, ese carajillo lo merece todo).

Si, la nata es casera. Nunca una cuchara fue tan útil.

¿Si estás en verano? bájate a la calle Bailén (un poquito mas abajo) y tomate un helado casero de Heladería Puerta Real mirando al puerto deportivo, y el chupito ya te lo tomas de fiesta. Si, te espera una gran noche y lo sabes.

 

¿Sugieres alguna otra ruta? ¡escríbela!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s